El que tenga oidos que oiga – Rigoberto Galvez

PARABOLA DEL SEMBRADOR – RIGOBERTO GALVEZ – PIBS 09-19-18

Mateo 13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.

2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.

3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.

4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.

5 Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;

6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.

7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.

8 Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.

9 El que tiene oídos para oír, oiga.

=====================================================================

18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador:

19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino.

20 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo;

21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza.

22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno.

INTRODUCCION: En este capítulo, tenemos:

  1. El favor que Cristo les hace a sus compatriotas, en predicarles el Reino de Dios, en un lenguaje que ellos podían entender. De esta forma Dios hablo a través de sus profetas, y a través de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo tal y como lo describe en el versículo 35: 35 para que se cumpliera lo dicho por medio del profeta, cuando dijo:

Abrire mi boca en parabolas;
hablare de cosas ocultas desde la fundacion del mundo.

  1. En este pasaje, El Predicador por Excelencia tira su red
  2. Explicando lo inexplicable
  3. Dando a entender fácilmente lo difícil de entender
  4. Dejando ver lo que a simple vista no se puede ver
  5. Explicando en forma natural, lo sobrenatural
  6. Poniendo en forma material, lo celestial
  7. Exponiendo en forma común lo extraordinario
  8. Explicando en forma simple lo profundo.
  9. Jesucristo elabora su mensaje con un tema que todos podían familiarizarse, como lo es la agricultura. Mas aun así aun dentro de su misma parábola nos muestra como nuestra misma necedad nos impide ver más allá de lo inmediato.
  10. En esta metáfora el nos explica los puntos básicos del evangelio, de como puede existir lo bueno y lo malo en la congregación. Nos muestra el proceso de como el reino se compone y puede comenzar pequeño y crecer.
  11. Esto pone en evidencia en forma sobria, la doctrina de la gracia y la salvación.
  12. Además nos muestra el mapa, que debemos de seguir como discípulos de Cristo.
  13. En este mensaje aprendemos que:
  14. Jesucristo predica
  15. Lanza su red a las grandes multitudes que estaban para escucharlo
  16. A un lado del mar
  17. Su mensaje: El Reino de Dios.
  18. Los versículos 1-2 dice:

Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.

Cualquiera diría que un predicador como él tendría el auditorio mas presuntuoso, espacioso, conveniente… quizá en un teatro Romano, o un coliseo. Mas él se negó a el mismo todo honor, aun sin tener donde vivir, de igual forma no tenía su propio templo. Esto nos ensena que las circunstancias externas de adoración no determinan la misma.

  1. EL SEMBRADOR

Hablaba de un hombre que tomaba semillas en un campo. Se imaginó a ese hombre echando la semilla sobre la tierra. Esta semilla cayó sobre el suelo y aterrizó en diferentes tipos de suelos. Algunas de las semillas trajeron frutos, otras semillas no lo hicieron.

  1. el sembrador en esta parábola es un hombre que entra en su campo con la intención de levantar un cultivo y espigar una cosecha. Él espera obtener un beneficio de la cosecha que está sembrando.
  2. tal es el caso con el Señor Dios. Envió a su hijo al mundo a morir y envía su espíritu al mundo para condenar a las personas perdidas de sus pecados para que pueda cosechar una Mies espiritual a la gloria de su nombre, Juan 16:8. “Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.” Así como una abundante cosecha trae riquezas y honor al agricultor, así la salvación de las almas trae Gloria al nombre de Dios. Después de todo, ¡la única razón por la que Dios hace algo, incluyendo salvar almas es para la gloria de su nombre!
  3. no todos escuchan. Ni todos ven. V.9: “El que tiene oídos para oír, oiga.”

10 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?

11 El respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; más a ellos no les es dado.

12 Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.

14 De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo:
De oído oiréis, y no entenderéis; Y viendo veréis, y no percibiréis.

15 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,
Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane. m

16 Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.

17 Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron. NOTESE LA SEMILLA ES LA MISMA (JESUS) EL SEMBRADOR ES TODO AQUEL QUE DISPERSA LA SEMILLA.

  1. LOS CUATRO SUELOS

Jesús usó esta imagen común para enseñar a los que le oyeron acerca de la condición del corazón humano. Aquí vemos que el sembrador es el Espíritu Santo, la semilla es el Evangelio de la gracia y el suelo es el corazón humano. De sus palabras, aprendemos que el corazón humano es como el suelo. Puede recibir la semilla del Evangelio y producir una cosecha de fruta espiritual, o puede ser desprevenido y no producir nada de valor para la gloria del nombre de Dios.

una mirada a los cuatro tipos de suelos mencionados aquí por Jesús es muy reveladora cuando se trata de entender el corazón humano y por qué la gente responde al evangelio como ellos lo hacen. Uno de estos suelos va a pintar una imagen perfecta de su corazón. Vea si usted puede identificar qué clase de suelo tiene usted, mientras que miramos en estos versos hoy.

  1. El suelo duro- v. 4, 19 Además leer v.15 “15 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,
    Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos, Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.” LA SEMILLA es dispersada en forma igual, lo que varía es el suelo.:” Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
    Porque de él mana la vida. Prov 4:23
  2. No quiere hablar con nadie. (2 cor 6:1-13) abra su corazón.
  3. El consejo de otros parece mal para usted. (Ex 7:22-23) Humildad… Escucha a otros.
  4. Se le hace imposible amar a otros. (Mat 24:12) Honestidad
  5. No puede ver el éxito de otros solo el mismo (1 cor 15:9-10) Admiración hacia los demás.
  6. No se siente mal por cosas que debería. (efe 4:17-19) Rom 12:21 sobrepasa el mal con el bien. Ama.

Aparte de duro corazón que otra parte se puede endurecer:   Leamos éxodo 32:9 “Dijo más Jehová a Moisés: Yo he visto a este pueblo, que por cierto es pueblo de dura cerviz.”

Ezequiel 2:4 – Biblia de las Américas

A los hijos de duro semblante y corazón empedernido, a quienes te envío, les dirás: Así dice el Señor DIOS.

Se nos dice que esto habla de la persona que escucha el Evangelio, pero que no “entenderlo“. Es que no pueden hacer la conexión entre las reivindicaciones del Evangelio y su propia vida. Tal vez están empapados en el pecado y se niegan a creer. Tal vez son callosos y fríos hacia las cosas de Dios y se niegan a escuchar. Tal vez han endurecido sus corazones durante años contra la llamada del Evangelio y como un camino pisoteado por siglos, se han vuelto duros de corazón! Sea cual fuere su necesidad, son de corazón duro y la semilla del evangelio no puede penetrar en el suelo de su corazón. Cuando esto suceda, el diablo y sus súbditos se arrebatarán a la semilla del Evangelio desviando la mente y ayudando a la persona a endurecerse aún más contra Dios.

  1. 2. El suelo pedregoso-v. 5-6; 20-21
    1. Los que oyen la palabra y responden, pero no con la fe, por falta de raíz, al enfrentar la persecución, O LA disciplina, renuncian a su asociación con Cristo, demostrando que no habían experimentado una conversión genuina.
    2. Estas son las personas que hacen una profesión, van como pandilleros por un corto tiempo, y luego terminan de vuelta en el mundo. ¿se salvaron? ¡No! ¿Cómo lo sabemos con certeza? ¡sin fruta!
  2. 3. El suelo espinoso-v. 7; 22
    1. Los espinos son plantas silvestres, de raíces profundas, no solo roban humedad pero ahogan con su follaje.
    2. Esta es una imagen de un corazón que trata de tener el beneficio del Evangelio mientras sigue aferrado a las espinas del pecado. Sin una ruptura consciente de la vieja vida del pecado, esta persona no tiene la oportunidad de ser salvado. La semilla del evangelio no puede sobrevivir para producir fruta en un corazón lleno de otras cosas. La semilla debe tener el suelo o el pecado debe tener el suelo, pero no se puede compartir! Jesús dijo que eran los cuidados del mundo y la búsqueda de riquezas terrenales que deletreaban desastre para este tipo de suelo. Este tipo de persona comienza bien, pero pronto desaparece, teniendo su profesión ahogada por el pecado y el mundo. ¿se salvaron? ¡No! ¿Cómo lo sabemos con certeza? ¡sin fruta!
  3. 4. El buen suelo-v. 8; 23
    1. Tan alta producción era común dada las mejores condiciones. “Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová.” (Gen 26:12}
    2. Finalmente, algunas semillas cayeron sobre un buen terreno. Este terreno había sido trabajado y preparado. Había sido arado y labrado y estaba listo para recibir la semilla cuando llegó. La semilla germinaba en el corazón del suelo y la planta comenzaba a crecer. Cuando la planta alcanzó la madurez, comenzó a producir fruta que trajo honor y ganancia al agricultor.
  • EL CRECIMIENTO EL POTENCIAL DE LA SEMILLA
  1. cada semilla que fue sembrada por el sembrador tenía el potencial de producir mucha más semilla. Versículo 8 Y 23 aguanta esto. Una pequeña semilla tenía el potencial de multiplicarse 3000%; 6000% e incluso 10000%. Aquellos de ustedes que cultivan han visto este principio en acción.
  2. tal es la semilla del Evangelio de la gracia. Cuando se siembra en un corazón listo, germinará y se reproducirá una y otra vez. La semilla tiene el potencial de comenzar pequeño y de reproducirse mucho.
  3. vale la pena notar que la semilla siempre cambia la tierra en la que se siembra. Lo que había sido la tierra desnuda ahora está dando una cosecha a la gloria del sembrador. (Nota: ¡esto es lo que el Señor quiere de tu vida y de la mía! Quiere producir su fruto en los corazones de sus redimidos. He aquí una breve descripción del tipo de fruta que producirá dentro de nosotros cuando somos el tipo correcto de suelo sembrado con el tipo correcto de semilla:
  4. Santificación -Es que ser más como élROM. 6:22; Phil. 1:11;
  5. Espiritualidad -Es que se comportan más como élGal. 5:22-23.
  6. Almas -Es que estamos propuestos como élROM. 1:13.

CONCLUSION: ¿puede ser honesto con usted mismo por sólo unos minutos? Si puedes, pregúntate a ti mismo las siguientes preguntas:

  • • ¿Qué tipo de suelo es mi corazón?
  • • ¿me he endurecido a las cosas de Dios?
  • • ¿soy superficial en mi compromiso con él y con su trabajo?
  • • ¿Estoy constantemente distraído, agobiado y vencido por el pecado y por los afanes del mundo?
  • • ¿estoy llevando el tipo de fruta que debo tener?

Todo el mundo aquí esta noche sabe dónde se paran con el Señor Jesucristo. Le pido que sea honesto con usted mismo y con él sobre lo que necesita hacer esta noche. Si usted lo necesita en la salvación, en arrepentimiento, en la re-dedicación, en cualquier cosa, este altar está abierto para usted. ARREPENTIMIENTO – RECONCILIACION – COMPROMISO

Silhouette of a man worshiping

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *