FE GENUINA O FE FINGIDA

Santiago 2:14-26
Santiago 2:14-26 La Biblia de las Américas (LBLA)
14 ¿De qué sirve[a], hermanos míos, si alguno dice que tiene fe, pero no tiene obras? ¿Acaso puede esa[b] fe salvarlo? 15 Si un hermano o una hermana no tienen ropa[c] y carecen del sustento diario, 16 y uno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais lo necesario para su cuerpo, ¿de qué sirve[d]? 17 Así también la fe por sí misma, si no tiene obras, está muerta. 18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno[e]. Haces bien; también los demonios creen, y tiemblan. 20 Pero, ¿estás dispuesto a admitir[f], oh hombre vano[g], que la fe sin obras es estéril[h]? 21 ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre cuando ofreció a Isaac su hijo sobre el altar? 22 Ya ves que la fe actuaba juntamente con sus obras, y como resultado de las obras[i], la fe fue perfeccionada; 23 y se cumplió la Escritura que dice: Y ABRAHAM CREYO A DIOS Y LE FUE CONTADO POR[j] JUSTICIA, y fue llamado amigo de Dios. 24 Vosotros veis que el hombre es justificado por las obras y no sólo por la fe. 25 Y de la misma manera, ¿no fue la ramera Rahab también justificada por las obras cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26 Porque así como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin las obras está muerta.
a. Santiago 2:14 O, aprovecha
b. Santiago 2:14 Lit., la
c. Santiago 2:15 Lit., están desnudos
d. Santiago 2:16 O, aprovecha
e. Santiago 2:19 O, que hay un Dios
f. Santiago 2:20 Lit., ¿quieres saber
g. Santiago 2:20 O, necio, o, insensato
h. Santiago 2:20 Algunos mss. antiguos dicen: muerta
i. Santiago 2:22 O, por las obras
j. Santiago 2:23 O, como

Romanos 12:1 La Biblia de las Américas (LBLA)
12 Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable[a] a Dios, que es vuestro culto racional.
1 Timoteo 1:5-6 5 Pero el propósito[d] de nuestra instrucción[e] es el amor nacido de un corazón puro, de una buena conciencia y de una fe sincera[f]. 6 Pues algunos, desviándose de estas cosas, se han apartado hacia una vana palabrería[g],
FE GENUINA O FE FINGIDA
Introducción: Vivimos en un tiempo en donde culturalmente esta de moda “el cristianismo”.
En el pueblo de Dios hay algunos que se destacan por la fe y otros por las obras.
En todo caso, en todo momento y en todo lugar, la doctrina que no es sana y sobria debe ser confrontada.
1 Tim 1:6 “6 Pues algunos, desviándose de estas cosas, se han apartado hacia una vana palabrería[g],”
Estamos viviendo tiempos difíciles. No solamente en nuestro medio mas como iglesia. Hoy día los cristianos tienen muchas preguntas.
1. Es Jesús el único camino al cielo
2. El don de lenguas todavía sigue vigente
3. Son el cielo y el infierno lugares reales
4. Es necesario los diferentes servicios en la iglesia
5. Tengo que diezmar
6. Es necesario bautizarse para la salvación
7. Vendrá Jesús de nuevo, regresara.
8. Puedo perder la salvación.
9. Existen mujeres pastoras, y si no, porque hay tantas.
10. Puedo pecar si hago buenas obras. “Tomar en moderación”
Partiendo de todas estas preguntas, que tan importante es la doctrina.
Existe la posibilidad que hayan cristianos medio vivos y medio muertos.
Una especie de Zombis Cristianos… Pueda que estemos y no estemos.
Dentro de los fundamentos de la FE existen muchas preguntas, mas tenemos todas las respuestas en las sagradas escrituras. Dentro de los “fundamentos de la fe” debemos saber lo siguiente:
1. Solamente las Escrituras
El mejor ejemplo de sola Scriptura se encuentra en Jesús, quien siendo Dios, enfrentó a Satanás en la autoridad de las mismas Escrituras diciendo: «¡Vete Satanás! pues escrito está» (Mt. 4:10). Esta doctrina se conecta con el evangelio porque son las buenas noticias las que destruyen el orgullo humano y toda pretensión de autoridad humana que intente hablar por el Creador. La doctrina de sola Scriptura enseña que la máxima autoridad para dictar lo que es verdadero y lo que es bueno recae únicamente en la revelación de Dios en Biblia. Contrario a esto, algunos tipos de fe, le dan énfasis a las tradiciones o a las leyes de hombres.
2. Solamente fe
Pablo claramente afirmó que «el hombre es justificado por la fe aparte de las obras de la ley» (Ro. 3:28). El evangelio proclama ¡sola fide!; la dulce noticia de que Dios ha llevado a cabo la salvación, al costoso precio de ofrecer a su Hijo como sacrificio por el pecado, para que nosotros podamos ser rescatados gratuitamente. La doctrina de sola fide enseña que la salvación se obtiene solamente al poner nuestra fe en que Jesucristo sufrió el castigo que nosotros merecíamos por nuestros pecados. Al confiar en Jesús, nosotros somos considerados justos delante de Dios por la justicia de Cristo. La salvación es por FE, las obras vienen como resultado de un nuevo nacimiento y no al revés.
3. Solamente gracia
«Por gracia habéis sido salvados»; «pero si es por gracia, ya no es a base de obras, de otra manera la gracia ya no es gracia» (Ef. 2:8; Ro. 11:6). El evangelio es comúnmente llamado «el evangelio de la gracia», porque sin la gracia el evangelio deja de ser buenas noticias. La doctrina de sola gratia enseña que el hombre, puesto que está muerto espiritualmente, no puede (y no quiere) reconciliarse con Dios; por lo tanto, Dios nos salva solamente por su gracia soberana, sin cooperación humana. Algunas religiones enseñan erróneamente que es necesaria la cooperación humana (fortalecida por la gracia) para que Dios nos salve. (como si El necesitara de nosotros)
4. Solamente por Cristo
«En ningún otro hay salvación, porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en el cual podamos ser salvos» (Hch. 4:12). El evangelio nos enfoca en la persona de Cristo, solus Christus, como nuestro perfecto Salvador. La doctrina de solus Christus enseña que nadie puede añadir a la obra redentora de Cristo. Él es suficiente.
5. Solamente para la gloria de Dios
Dios declaró firmemente: «Yo soy el Señor, ése es mi nombre; mi gloria a otro no daré, ni mi alabanza a imágenes talladas» (Is. 42:8). El evangelio naturalmente nos lleva a declarar: ¡soli Deo gloria! La gloria le pertenece exclusivamente a Dios. Ya que su Palabra es la máxima autoridad, su salvación es solo por gracia por medio de la fe y su redención en Cristo es la única manera de salvación, nosotros debemos concluir: la gloria debe ir exclusivamente al Padre, Hijo y Espíritu Santo. Solo a Dios le pertenece la gloria.
Aunque una gran mayoría de Cristianos entienden este concepto y están de acuerdo con el, muchos tienen una gran dificultad en explicarle a su propio ser, que existe una guerra interna, entre nuestro auto-apetito por el pecado y Dios. Esta guerra nos pone en enemistad con nuestros hermanos y cierra las ventanas de cielo, haciéndonos amigos con el mundo… y enemigos de Dios.
Gálatas 5:17 “Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.”
Que podemos hacer para evitar esto, y encontrar amistad con Dios. Y cuando digo amistad, me refiero a un estado de pertenencia, permanencia y comunión.
Cuando clamamos a Dios y proclamamos que somos salvos por gracia y no por obras, podemos llegar al abuso y pensar que con una simple profesión de fe que hagamos y que ya no ponemos pie en el templo.
La Fe de Abraham: que dice la Palabra; Santiago 2:23 “22 Ya ves que la fe actuaba juntamente con sus obras, y como resultado de las obras[i], la fe fue perfeccionada; 23 y se cumplió la Escritura que dice: Y ABRAHAM CREYO A DIOS Y LE FUE CONTADO POR[j] JUSTICIA, y fue llamado amigo de Dios.”
I. QUE ES LA FE
a. La Fe “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” (Hebreos 11:1)
b. “6 Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. (Heb 11:6)”
c. “ Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.” (Heb 11:8)
d. La Fe Viva: “24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón,
25 escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado,
26 teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón. ”
e. Como viene la Fe: En este punto es donde la gran mayoría de cristianos encuentran una diferencia o un conflicto. Martin Lutero y Juan Calvino ensenaron que somos JUSTIFICADOS por FE. (sola fide). La FE es fundamentalmente la creencia en la promesa del evangelio, y esta no se recibe por hacer buenas obras mas por creer en la fe de Jesucristo. Marcos 16:16 “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado.”
f. La Premisa es la siguiente: ¿Cómo puedo ser salvo? Creyendo. Los que están aquí, ¿han creído en Jesús como el camino, la verdad y la vida? Nótese no pregunte si tienen FE. Pues todos tienen fe, hasta los ateos. Su fe esta depositada en un sistema ausente de Dios.
Por lo tanto el contenido de la promesa es condicional. Basado explícitamente en “YO CREO” Romanos 10:9-13 “8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos:
9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.
10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. 11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. 12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;
13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. ”
g. Que son las obras. Las obras no son solo los talentos, habilidades o labores en el templo, aunque si son incluidos, pero aquí las obras se reducen a la lucha interior. Por un lado si quiere servir a Dios y por otro lado se quiere servir a uno mismo. Esto al final determina, quien gana y quien esta en control. A un lado esta la voluntad de Dios. Y por otro lado nuestro propio raciocinio.
h. Mateo 6:24 ’” Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.”
i. Vivimos en un tiempo en que se ha prostituido el evangelio. En donde la gente forma doctrinas “fuera de contexto”.
1 Tim 4:1 “LBLA
Pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,”
II. LA FE SALVA
a. Nuevamente, la Fe en Si misma no salva. Es la FE en Cristo Jesús. Existe un movimiento, antes del movimiento de la prosperidad vino el movimiento de la FE. Hoy conocido como “palabra de Fe”. En síntesis, analizando dicho movimiento, se basa en una soberanía conceptual. Cuando la creación se iguala al creador.
i. La fe es una fuerza.
ii. Confesión positiva: nombrar/declarar/decretar para que el pensamiento se haga materia.
1. Atar, desatar,
2. Traer algo a existencia
3. Ordenar a las fuerzas celestiales.
iii. La biblia es solo un libro: proclaman versos a existencia de una revelación al intelecto de forma nueva, no tienen una claridad exegética, sino más bien cree en la continuidad de la revelación sobre lo que ya fue inspirado.
iv. Jesucristo tuvo que nacer de nuevo.
v. Jesús murió en el infierno espiritualmente.
vi. Los hombres son dioses.

El ser humano esta compuesto de mente cuerpo y alma:
Génesis 2:7 Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser[a] viviente.
Eclesiastés 12:7 entonces volverá el polvo a la tierra como lo que era,
y el espíritu volverá a Dios que lo dio.
Marcos 12:30 La Biblia de las Américas (LBLA)
30 Y AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, Y CON TODA TU ALMA, Y CON TODA TU MENTE, Y CON TODA TU FUERZA.”
b. La salvación es un Don de Dios :” el plan[c] de Dios que es por fe” (1 Tim 1:4)
c. Las obras no salvan: Tres tipos de Cristianos: Dogmáticos, Carnales y Espirituales.
d. Muéstrame tu Fe
“Eclesiastés 5:1-7 insensatez de hacer votos a la ligera
5 Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; y acércate más para oír que para ofrecer el sacrificio de los necios; porque no saben que hacen mal.
2 No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.
3 Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y de la multitud de las palabras la voz del necio.
4 Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes.
5 Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas.
6 No dejes que tu boca te haga pecar, ni digas delante del ángel, que fue ignorancia. ¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz, y que destruya la obra de tus manos?
7 Donde abundan los sueños, también abundan las vanidades y las muchas palabras; mas tú, teme a Dios. ”
III. LA FE DEFINE “¿De qué sirve?…” (provecho, beneficio)
a. La Fe en acción: “Génesis 22:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
9 Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña.”
Romanos 12:1 12 Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable[a] a Dios, que es vuestro culto racional.
2 Corintios 8:5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
5 Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios;
b. La Fe Genuina vs. La Fe Fingida
1 Timoteo 1:1-6 La Biblia de las Américas (LBLA)
1 Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador, y de Cristo Jesús nuestra esperanza, 2 a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz de parte de Dios Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.
Advertencia contra doctrinas extrañas
3 Como te rogué al partir para Macedonia que te quedaras en Éfeso para que instruyeras a algunos que no enseñaran doctrinas extrañas, 4 ni prestaran atención a[a] mitos y genealogías interminables, lo que da lugar a discusiones[b] inútiles en vez de hacer avanzar el plan[c] de Dios que es por fe, así te encargo ahora. 5 Pero el propósito[d] de nuestra instrucción[e] es el amor nacido de un corazón puro, de una buena conciencia y de una fe sincera[f]. 6 Pues algunos, desviándose de estas cosas, se han apartado hacia una vana palabrería[g],
Pablo está tratando en esta carta con el orden en la iglesia, con la conducta que se debería llevar en la iglesia del Dios viviente, por eso, esta carta junto con 2 de Timoteo y Tito, se les llama las cartas pastorales, ya que trata, entre otras cosas con el credo y la conducta de la iglesia.
Pablo lo sabía y desde Hechos 20 ya les estaba advirtiendo, y además les estaba dando la solución, él les decía:
Hch 20:28-30 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30 Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31 Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno. 32 Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.
El credo y la conducta son dos cosas muy importables e inseparables que se deben estar viendo en la iglesia, una es la doctrina, y la otra es la práctica de la doctrina, la aplicación.
i. Evidencia. Pablo siempre escribe así, da la enseñanza, la doctrina, la teología, y después dice: ahora, a aplicar todo esto, ¿cómo se ve la doctrina en mi vida diaria? Sí, ya tienes toda esta información en tu cabeza, ahora ponla a trabajar, porque sin la práctica toda doctrina o teología se convierte en mera religión, filosofía vacía.
c. Cuáles son tus frutos: Por sus frutos los conoceréis…
Conclusión: No nos cansemos de hacer el bien.
Bendice, alma mía, a Jehová,
Y bendiga todo mi ser su santo nombre.
2 Bendice, alma mía, a Jehová,
Y no olvides ninguno de sus beneficios.

Related posts