LA VIDA EN LA VID

LA VIDA EN LA VID
RIGOBERTO GALVEZ
01-14-18 PIB

Juan 15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Jesús, la vid verdadera
15 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.
2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.
3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.
4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.
7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.
9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.
10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.

Introducción; Jesucristo, en Esta impactante metáfora de La Vid se encuentra en el centro de su discurso de despedida. Juan insinúa que Jesús y sus seguidores han dejado el aposento alto y se dirigen a Getsemaní. Justo en el corazón de sus últimos momentos Jesucristo desarrolla esta poderosa declaración: Yo Soy La Vid Verdadera.

Aunque esta porción de la escritura encierra y revela tantas verdades, es menester prestar atención a los diferentes ángulos del evangelio de Juan. Y sobre todo las palabras del Maestro Divino. Jesús, la vid verdadera
15 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.


I, ESTABLECE EL NUEVO PACTO
Israel: El antiguo testamento, frecuentemente usa la viña o la vid, como símbolo para Israel. Ver Isaias 5:1-7; 27:2-6. Lamentablemente Israel fallo en producir fruto, cual resulto en el juicio divino de Dios. En contraste La Vid Verdadera permanecen y producen fruto.
El Labrador; hace dos cosas (v.2): 1) remueve las ramas secas y 2) poda las demás.
Nótese el denominador común en todo momento es el FRUTO. El fruto es el objetivo determinante de toda la ecuación.
“Por sus frutos los conoceréis” – Esto determina si los seguidores de Jesús son verdaderos, o simplemente son ramas que no producen fruto. Juan 6:66 dice:
“66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.”
Juan 13:10-11
10 Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos.11 Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo: No estáis limpios todos. (v.3!!) “3 Ya vosotros estáis limpios”.

II. PERMANECED
En el (v.4) Jesús introduce el concepto de “permanecer” a su lista de requisitos, que marcan su relación con el creyente.
4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.
Permanecer significa tomar residencia en EL. Significa constancia en confianza, oración y obediencia. Constante.
91 El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.
2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.
3 Él te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.
4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,
6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.
7 Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.
8 Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.
9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, Al Altísimo por tu habitación,
10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.

3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.
Juan 8:31-32
31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;
32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.
TRES PREMISAS DE “PERMANECER” con VIDA EN LA VID.

1. CONDICIONAL: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros,”
2. COMPARACION: “el que permanece en mí, y yo en él,”
3. MUTUO: “Permaneced en mí, y yo en vosotros.”
Condicional significa que en todo momento “las ramas” o los pámpanos no tienen vida por sí mismos. Ultimadamente la vida de la rama depende del tronco. Aquí el Señor toma dos pasos atrás y nos recuerda:
“Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.”… -¡¿Por qué?! –“porque separados de mí nada podéis hacer.”
Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”
¿Se nos olvida de dónde venimos?
12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. (Efesios 2:12)
“Todos los caminos llevan a Dios” y “Dios ama a todos no importa su credo”.
Mateo 15:12-14 “Entonces acercándose sus discípulos, le dijeron: ¿Sabes que los fariseos se ofendieron cuando oyeron esta palabra? 13 Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada. 14 Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.”

Colosenses 2:8 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.” 15:1 Yo soy la vid verdadera,
Permanecer significa:
1. Estar conectados, unidos, y constante comunicación.
1 Juan 2:24Reina-Valera 1960 (RVR1960)
24 Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre.
2. Depender, nuestra vida depende de la vid, sin la vid la rama es inerte, estéril, sin vida.
3. Habitación, Estamos escondidos en Su Palabra.
5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.
Es evidente que el propósito principal de permanecer en Cristo es producir fruto. Reproducir el carácter de Dios. Gal 5:22-23
22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.
El no producir fruto con valor eterno es meramente existir; existir es diferente a vivir.
Hebreos 6:7-8Reina-Valera 1960 (RVR1960)
7 Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios;
8 pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada.
“Yo tengo Fe”; “yo le rezo a Dios” – dirán algunos. O peor, dirán quien es usted para juzgar, o para decirme que Dios no escuchara mis peticiones si no me “hago de su religión”.
La Biblia dice en Juan 15:7
7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
Juan asume que pediremos lo que está dentro de su voluntad:


III. CRISTO ES GLORIFICADO
1 Juan 5:14-15Reina-Valera 1960 (RVR1960)
14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.
Tener FE significa Vivir Por La Fe. “La Vida en La Vid”. Significa reconocer a Cristo como nuestro Salvador, y como el autor de nuestra FE. Saber que somos SU iglesia t que él es El Señor de Señores.
1.- El Pan de Vida: Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás (Juan 6:35).
2.- La Luz Del Mundo: Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida (Juan 8:12).
3.- La Puerta: “Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos” (Juan 10:9).
4.- El Buen Pastor: “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas” (Juan 10:11).
5.- La Resurrección Y La Vida: “Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente” (Juan 11:25-26).
6.- El Camino, Y La Verdad, Y La Vida: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).
7.- La Vid: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5).
Apocalipsis 1:8
8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.
El Amor de Dios Es Trascendental
Se refiere a las condiciones a priori del conocimiento o se aplica a la razón pura que es anterior a cualquier experiencia.
9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.
El amor mutuo entre los creyentes y Jesucristo y entre nosotros mismos, es un elemento que “marca” la calidad de nuestra relación con Dios. “permaneced”.
OBEDIENCIA NO EQUIVALE A: trabajo penoso, trabajo pesado, trabajo rutinario, a una pena arrastrante.
SERVIRLE A DIOS ES UN privilegio; prerrogativa, prebenda, derecho, exención, regalía, franquicia, concesión, facultad, fuero; honor, placer
Antónimos: desventaja, postergación
SERVIRLE A DIOS ES UN GOZO; TODOS LOS PROFETAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO tenían la visión de un GOZO.
De la forma que Cristo experimentaba el gozo en medio de gran oposición, así nosotros somos predestinados, llamados, justificados y glorificados a compartir el gozo del Señor.
De esta forma Jesucristo prepara a sus discípulos antes de su partida, instruyéndoles acerca de su llamamiento, haciendo énfasis en su absoluta dependencia en El.
CONCLUSION: Dar gracias a Dios por su Hijo, por su salvación, por su iglesia, por su doctrina, por sus promesas y sobre todo por mantenerlo en victoria en la Salvación de Cristo.
37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Related posts