JESUS LA LUZ DE LA VIDA

JESUS LA LUZ DE LA VIDA

RIGOBERTO GALVEZ

UNION CITY, CA – FEB 19, 2017

TEXTO BIBLICO: JUAN 8:12-20

INTRODUCCION:

La palabra Luz aparece en la Biblia alrededor de 2,870 veces. En la cima del mundo espiritual, Jesucristo clama ser La Luz del mundo. Aquel que dio vista a los ciegos, quiere también alumbrar nuestro mundo espiritual. Sobre toda la creación, Jesucristo brilla por sobre toda obscuridad. Aun sobre y a través del pecado y la incertidumbre, Jesus puede transformar al ser humano y llevarlo a la vida eterna.

El poder creativo de Dios esta en nuestro Senor Jesucristo. En el primero de los seis días de la creación Dios dijo “hágase la luz”. Dios el Luz. Cristo es la Luz del Mundo. La Palabra de Dios es Luz; el cielo esta lleno de su gloria. En la luz no existe sombra.

En la siguiente porción de la escritura vemos como La Luz descendió y camino entre aquellos que no le reconocieron. Para mejor entender la Palabra de Dios, es necesario que nos transportemos mentalmente al trasfondo cultural de aquella época.

La fiesta de los tabernáculos, incluia una ceremonia de alumbramiento, en una sección del templo, llamado patio de las mujeres, en donde cuatro soportes de oro sostenían cuatro tazones gigantes, cada uno, (4×4=16) formando 16 tazones gigantes, cuales llenaban con aceite y posteriormente eran encendidos. En un mundo que no tenia alumbrado público después del atardecer, esa luz brillante de las paredes de piedra caliza amarilla de Jerusalén debió ser espectacular. [Coros de levitas cantaría durante la iluminación mientras que “hombres de piedad y buenas obras” bailaron en las calles, cantando himnos y portaban antorchas. [Mishná]

Es precisamente durante esta festividad que Jesus se encontraba entre las multitudes. Él había dicho a sus discípulos en el sermón del Monte que era la luz del mundo; Ahora él declara que la nación judía en el templo. Es de destacar que luz era considerada como un acompañamiento de la presencia del Señor.

 

Leamos:

 

  1. LA LUZ DEL MUNDO –

12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

  1. Caracteristica del evangelio de Juan – El gran yo soy. Como hemos notado en anterioridad, una característica distintiva en el evangelio de Juan es que contiene siete declaraciones de Jesús en donde el proclama ser el gran “Yo Soy”. Juan había introducido este concepto desde el prólogo en (1:7-9) Siendo la idea que Cristo trajo iluminación y entendimiento de la verdad al venir al mundo.
  2. Los Fariseos estaban listos a encontrar falla en cada declaración de Jesús. Le buscaban y Una vez más Jesús intensifica la hirviente controversia con la increíble afirmación de que él es la luz del mundo. Dios esperaba tener en cuenta la luz que él les dio, aunque él no fue según su gusto. Puede esperarse exactamente lo mismo del mundo de hoy.

El que dio vista a los ciegos deseaba darle vista en el mundo espiritual. Jesús quiere iluminar su camino y llevarle a la vida eterna. En la oscuridad del pecado y de incertidumbre Jesús brilla. Aquellos que reciben la luz y logran caminar en comunión con Jesús, disipan la oscuridad de su mundo. Porque Jesús es la luz de la vida.

  1. El es el único medio para llegar a la vida eterna con Dios.
  2. Su afirmación es precisamente durante la instalación que durante la fiesta de los tabernáculos Jesús… dijo: yo soy la luz del mundo. Su declaración, de carácter más grandioso que jamás ha conocido la tierra, parecía a los fariseos presuntuosos, pero él declara que él tenía la ayuda del testimonio de su padre. Esta declaración condujo a varias preguntas que dio lugar a su reclamo que Abraham era su padre y el discurso que ahora son llamados a estudiar.

 

  1. EL VERDADERO TESTIMONIO

13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.

14 Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.

15 Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie.

  1. Nosotros si entendemos: Es fácil para nosotros entender que él es el sol que persigue la ignorancia, las nubes de la duda y la oscuridad de la desesperación, y que llena el alma con la luz del conocimiento divino y la esperanza.

Para los fariseos su declaración no era suficiente. tú quisieres registro de ti; tu testimonio no es verdadero. Tal vez estos fariseos tienen en mente lo que se registra en el Cap. V.31. Declaró, “el testimonio no es suficiente para convencernos,” podrían haber merecido tratamiento más respetuoso, pero afirman sin rodeos que su declaración es falsa

BASADOS en la ley judaica 14. ( EL LEGALISMO NO PERMITE LA LUZ DE DIOS) Aunque doy testimonio de mí mismo, mi testimonio es verdadero. Un hombre no es generalmente competente para dar a testimonio de sí mismo a causa de la fragilidad de la comprensión humana y debe tener testimonio corroborativo. Supongo que Mahomet, Ellen Smith y otros entusiastas pensaban que eran inspirados. Pero Cristo no fue sujeto a limitaciones humanas. Él sabía, lo que fue, donde él vino, adonde él volvería, los secretos de su padre, fue su con omnisciencia y por lo tanto, fue calificado para hablar de verdad absoluta. Nadie entiende que incluso su propio ser, pero Cristo sabía todas las cosas, y por lo tanto nunca habló enrojecído, vacilante, nunca tropezó, o tuvieron que cambiar sus respuestas. «Habló como nunca un hombre habló.»

  1. Cristo se eleva siempre por encima de la idea de ser sólo un Salvador nacional. Él llevó en su corazón los males de la humanidad. Otros maestros religiosos han venido como “la luz de Asia”, o de una determinada raza, pero llegó como la “luz del mundo”, y por lo tanto, él dijo, “Vayan por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura.” El que me sigue no andará en tinieblas. La columna de fuego se refiere a que iluminado Israel sobre la marcha. Así se sus seguidores ser iluminados por él y no sólo luz, sino “la luz de la vida”. “En él estaba la vida y la vida era la luz de los hombres” (John 1:4). Sus discípulos no están en la oscuridad porque ser imparte a ellos la nueva vida que el alma se llena de luz en la recepción de la palabra de Dios.
  2. Jesús dijo que sus palabras son válidas. A veces la autenticación es la única manera de verdad. A veces un individuo es el único que conoce los hechos acerca de sí mismo. Y sólo Dios puede dar testimonio de sí mismo. Jesús era competente para dar a un verdadero testimonio de sí mismo, porque Dios tiene un amplio conocimiento de su origen y destino (7:29). A pesar de lo que pensaban los fariseos sabían acerca de Jesús, eran ignorantes de su origen celestial y su destino (7:33-34) y así eran jueces no válidos de él.
  3. 15. vosotros juzgan según la carne. Contempló los aspectos exteriores, formas materiales y juzgado, como el mundo, de un examen superficial. Tenían no el discernimiento espiritual que era requisito para el reconocimiento de Cristo como uno que vino de Dios. Algunos “tienen ojos y no ver” porque algunas cosas tienen que ser “discernir espiritualmente.” Debe haber una cierta preparación del corazón antes de que uno puede recibir o comprender a Christ. Al corazón grueso, sensual, mundano es un enigma; a “Griegos” de todas las edades, “locura; y para los judíos piedra de tropiezo.” No juzgo a ningún hombre. Re conoce a los hombres, pero él deja sus propias obras juzgarlos. Cuando él se sienta en el trono del juicio eterno y se abren los “libros” y los hombres ver sus vidas, no necesitan que juzgan. Sus conciencias se aprobar o condenar.

III.           EL TESTIMONIO DEL PADRE CELESTIAL

16 Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre.

17 Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero.

18 Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.

19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

20 Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.

  1. 16. Si juzgo, mi juicio es verdadero. Él no vino al mundo para juzgar al mundo sino para salvarlo, pero él no se abstengan de juzgar porque él no podía pasar un juicio infalible verdad. Juzgaría a su padre en él, y toda vida “transparente y abierto” a la vista del padre.
  2. Jesús descalifica a juicio de los fariseos. Juzgaron por estándares humanos (GK. kata sarka, lit., «según la carne,”), es decir, que se limitaron a aspectos superficiales. Veían solamente su carne, no su Deidad, por lo que le juzgaron mal.
  3. El judío pide saber dónde padre de Jesús en el versículo 19. Así decían a él, 19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.
  4. ERA, ES Y SERA SIEMPRE IMPOSIBLE TRATAR DE RAZONAR CON LA MENTE CARNAL.

 

 

 

CONCLUSION:

Jesús se mueve hacia la realización de la voluntad del padre y él era intocable. Como Jesús vivió una vida protegida hasta que llegó su momento de honrar y glorificar a Dios por su sustituto. Así ésos/que siga la voluntad del padre vivimos una vida protegida también.

Siguiendo a Jesús como la luz de la vida trae la presencia, protección y orientación de Dios como lo hizo a los israelitas que siguen el pilar de luz en el camino del desierto. ¿La pregunta para nosotros hoy es: él es la luz de vuestro mundo? Su luz, brilla la luz de la vida. Los únicos que no se ven son los ciegos espiritualmente. Aquellos que no siguen a Jesús están caminando en la oscuridad porque prefieren la oscuridad a la luz y la vida de Jesucristo. ¿Sigue la luz de la vida?

 

Jesus es la Luz

 

LLAMADO:

SOLO EXISTEN DOS FACTORES O ELEMENTOS

LUZ U OBSCURIDAD. No existen áreas grises. Escoja usted hoy, acepte o rechace. Dos caminos y solo uno por tomar.  USTED DECIDE.

Josué 24:15 Spanish: Reina Valera Gómez Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos

Related posts