Del escritorio del pastor

Amados hermanos en Cristo Jesus Señor nuestro:

Les saludo en el amor del Nombre que es sobre todo nombre. No existen palabras que puedan describir el enorme privilegio que guardo en mi corazón en este momento. En este año como pastor de este lugar de Dios la única palabra que puedo usar para resumir mi experiencia es: “¡Bendecido!”.

Servir como su pastor en este lugar es verdaderamente un llamado a la humildad y a la paciencia (lo digo en “buena onda”) y es algo que no tomo a la ligera en ningún momento. De hecho he centrado mi vida entera alrededor de este ministerio porque ha sido de enorme bendición para mi familia.

En mi caminar pastoral he comprendido que debo entregar todo a Dios y que toda decisión debe ser filtrada a través de su Santo Espiritu.

Le agradezco mucho a Dios por haberme concedido el don de discernimiento al estudiar Su Palabra, para poder alimentar a este precioso rebaño, cual Dios Padre me ha confiado a ser su guía espiritual. El servir me ha permitido crecer personalmente tras el estudio y preparación para la enseñanza y la predicación.

Juntos hemo sido testigos de los milagros que Dios ha hecho a través de este año, y en caso que existan escépticos, los testimonios de las vidas transformadas por medio de su Gracia son mas poderosos que cualquier comentario negativo.

A los diaconos y lideres agradezco infinitamente su paciencia, y su dedicación al Pastor Celestial. Se me es imposible encontrar palabras que expresen mi agradeciemiento a los ancianos, por su constante apoyo. Creanme que me siento comprometido a ser el guardian espiritual de esta obra y defender con el poder otorgado como Ministro del Evangelio de Jesucristo, con toda potestad, ante cualquier ataque del adversario.

Deseo renovar mi compromiso con doble esfuerzo, para la Gloria de Dios en este lugar. De igual forma le invito a esforzarnos colectivamente en estudio y oración y poder alcanzar el crecimiento, la gracia, la verdad y la vida en El. Ruego que Cristo siempre será el centro en sus vidas, en sus hogares para alcanzar el gozo y la paz permaneciendo en la Verdad de su Palabra.

Gracias nuevamente a todos por su confianza que me dan en esta posición que Dios me ha llamado a cumplir. Juntos veremos como esta comunidad crecerá en el amor de Cristo. Los llevo en mi corazón dia con dia. En El, Con El y Para El.

Rigoberto Galvez

Union City, Cal. Domingo 11 de Septiembre 2016

EXPOSITORES 2016
EXPOSITORES 2016

Related posts